Menú de Navegación

Siete de la mañana. Lo que la noche anterior era un albergue abarrotado de gente se ha convertido en un lugar vacío. Sólo quedo yo. El Camino Francés me sigue impresionando, por fortuna hoy cambio al Camino de San Salvador.

Esta soledad durará poco. Me lanzo a pedalear a la contra del Camino Francés hasta León, y me encuentro con una marea de gente que lo inunda todo. Es tal el volumen de gente que me veo obligado a abandonar el camino y circular por la carretera, no hay espacio para cruzarse con los abundantes grupos de caminantes. Por fortuna, poco más de 30 kilómetros me separan de León, a donde llego en poco más de una hora. Hago una pequeña parada y cojo rumbo norte, ya en el Camino de San Salvador. Vuelvo a estar solo, otra vez.

salvador

 

El camino es un continuo sube-baja de pistas al principio y senderos después, muy divertidos. Atravieso una serie de pueblos que conozco de nombre pero que nunca había visitado, zonas muy bonitas que me recuerdan que Zamora ha quedado atrás y ya miramos a Asturias.

Esta parte de la ruta la estoy disfrutando especialmente, tanto que me paso Pola de Gordón, el lugar donde pensaba comer… y acabo dando la vuelta. Es curioso cómo cambia el terreno según el punto de vista. Habré pasado por aquí, en coche, cientos de veces, y nunca había visto los pueblos que estoy atravesando hoy.

Finalmente llego a Poladura de la Tercia. Un modesto, aunque cómodo, albergue municipal me espera. Y está lleno de caminantes, lo cual me sorprende bastante dado que no he adelantado a nadie en ruta. Apenas hay sitio para todos, y no todos traen comida. Una pareja de italianos acaba cogiendo un taxi hasta Villamanín para comprar comida, porque en Poladura no hay ni bar ni restaurante.

Rápidamente hacemos buenas migas y nos pasamos lo que queda de tarde charlando. Hay gente de Euskadi, Alemania, Italia… y yo, llegando a casa. Aprovecho para revisar la bici, no quiero sustos de última hora. Mañana es la última estapa del Camino de San Salvador, mañana llego a casa.

Más información»

Hoy retomo la ruta en solitario. David, mi compañero de ruta en el día de ayer, se desvía hacia el oeste dirección Puebla de Sanabria, mientras que yo sigo rumbo norte hacia Hospital de Órbigo. Largas y llanas rectas entre los terrenos de cultivo me acompañarán durante las horas de la mañana. Por fortuna una suave y fresca brisa ayuda a llevar el pedaleo con comodidad. La monotonía de la ruta es rota de golpe por uno de esos lugares con encanto que te arrancan una sonrisa y te obligan a disparar unas cuantas fotos para tratar de inmortalizarlo. Es una pena no ser un buen fotógrafo.

El antiguo puente del ferrocarril sobre el río, ya en desuso, es utilizado hoy en día por los peregrinos que van de camino a Benavente. Eso sí, circular sobre él con la bici cargada es bastante peligroso, hay que hacerlo con mucho cuidado.

Puente ferrocarril Benavente

Puente ferrocarril Benavente

Pocos kilómetros más adelante el camino pasa por Benavente, donde aprovecho para descansar un rato. La ruta continúa por caminos y carreteras secundarias, atravesando grandes campos ya mucho más verdes que en la provincia de Zamora. Sin grandes cambios en el paisaje llego a La Bañeza, donde aprovecho para darle una vuelta al famoso circuito de motos y hacer una parada para comer.  capilla

Sin mucho más que destacar, llego a Hospital de Órbigo y me uno al Camino Francés. Es impresionante ver la cantidad de gente que mueve este camino, he viaja prácticamente solo desde Bejar hasta aquí y, al llegar a Hospital de Órbigo, me encuentro con un pueblo abarrotado de caminantes. No es que me moleste la compañía, pero lo del Camino Francés en verano es demasiado, en mi opinión. Sólo me queda hacerlo a la contra hasta León para abandonarlo justo ahí dirección a Oviedo, por el camino del Salvador.

Más información»

La etapa de hoy no parece muy interesante. Más de cien kilómetros absolutamente llanos me separan de Granja de Moreruela, destino programado para la etapa del día. Antes de salir de Salamanca me encuentro con David, un sevillano muy simpático. Viene haciendo la Ruta de la Plata desde Sevilla, con intención de llegar a Granja de Moreruela para ahí desviarse y tomar el camino sanabrés con rumbo a Santiago de Compostela. Dado que tenemos el mismo destino para el día de hoy, decidimos compartir ruta.

Compañeros de ruta

Compañeros de ruta

La ruta no es muy interesante. Una sucesión de caminos con buen firme nos hacen avanzar rápido y, aunque no salvamos ningún desnivel, el nuevo trazado como vía de servicio de la autopista A-66 es más duro de lo que parece. Vamos paralelos a dicha autopista en una sucesión de tunel – puente – tunel… que se hace interminable. De un tunel que pasa bajo la autopista subimos hacia un puente que pasa sobre ella, para bajar a otro tunel y subir nuevamente a otro puente… mientras que la autopista discurre totalmente llana. Un completo absurdo. No obstante, nos queda el alivio de pensar en qué sería de nosotros si fuésemos caminando. O peor, si fuésemos solos.

Miliario en la Ruta de la Plata

Miliario en la Ruta de la Plata

Charlando tranquilamente llegamos casi sin darnos cuenta a Zamora, justo a la hora de comer. Tras una pequeña vuelta por la ciudad nos paramos en la plaza mayor a comer algo. Y ese algo se transforma en un menú de dos platos que nos da sueño y nos quita ganas de dar pedales. Pero aún quedan kilómetros, así que no nos podemos dormir.

El calor aprieta. Las enormes rectas se hacen interminables en bici, y cuando adelantamos a algún caminante pensamos en lo dura que tiene que ser esta parte a tan poca velocidad. Algunas rectas deben durar horas. Una de estas rectas interminables nos lleva a Montamarta, un pequeño pueblo donde paramos a beber algo frío y descansar un poco.

Montamarta

Montamarta

Tras pasar Montamarta, el nuevo trazado y el escaso mantenimiento del camino nos juega una mala pasada. Las indicaciones del camino nos llevan por un trazado que ya no existe, el GPS nos indica el mismo camino y tenemos que buscarnos la vida. Tras empujar un poco la bici y aprovecharnos del bajo nivel del embalse, salvamos la dificultad y volvemos al camino. Una sucesión de larguísimas rectas, interrumpidas únicamente con alguna parada y algún refresco, nos llevó hasta Granja de Moreruela, fin de etapa del día de hoy. Una buena cena y el cómodo (y descuidado) albergue municipal era lo que nos quedaba para disfrutar del día.

Más información»
Ruta de la Plata, de Bejar a Salamanca
julio 42016

Siguiendo con esta última serie de rutas del tipo saliendo desde mi casa llegar a nosedonde, o bien llegar a mi casa saliendo desde otro sitio, se me ocurrió realizar la Ruta de la Plata. Cruzar la península de sur a norte se me antojaba interesante y, aunque por número de días libres no podría salir desde Sevilla, tal vez podría realizar un trayecto más corto y dejar el sur para otra ocasión. Un recurso muy interesante para preparar esta ruta es la web Ruta Vía de la Plata. La información proporcionada en esta página, con recursos tanto para ciclistas como para caminantes, me ayudaron a decidirme sobre el trayecto a realizar. Saliendo desde Béjar, poco más de 500 kilómetros me separaban de mi casa. Béjar, ¡allá vamos!

La primera etapa, aunque parezca mentira, empieza en Oviedo. Eso sí, en coche, y muy muy temprano. Nos lanzamos a la carretera de madrugada con intención de llegar a Béjar para estar pedaleando a las nueve de la mañana. Cumplimos el plan y me dejan en la calzada de Béjar a las nueve en punto.

Rumbo norte y sin prisa avanzo por unos caminos con buen firme y prácticamente sin curvas. Con mucha fortuna voy esquivando la tormenta, o la tormenta me esquiva a mi, no lo tengo claro. Lo que sí es evidente es que nos hemos tanteado mucho, paso por caminos muy mojados y veo las nubes y los relámpagos no muy lejos. El camino no parece muy transitado. Por un lado, no me encuentro con ningún peregrino durante toda la mañana, y por otro, veo que los caminos requieren un mantenimiento que no se ha realizado en mucho tiempo. Hay determinadas zonas en las que tengo que abandonar el camino y tomar la carretera tras una cómica escena en la que desaparezco literalmente entre una vegetación más alta que yo. No obstante, la calzada de Béjar se adueña del paisaje. Es ancha y con buen firme, y el paisaje es muy bonito.

Calzada de Béjar

Calzada de Béjar

Los caminos no son muy complicados y avanzo rápido. Dado que el final de etapa es en Salamanca, el plan es llegar temprano para poder visitar la ciudad. Pero antes hay que subir al Pico de la Dueña, de 1.140 metros de altura. Un bonito sendero, totalmente ciclable, asciende bruscamente hasta el pico.

Subiendo al Pico de Dueñas

Subiendo al Pico de Dueñas

El silencio sólo se rompe por el sonido de la planta eólica situada en su cumbre, y justo antes de llevar me encuentro con los dos únicos peregrinos del día.

Desde aquí, un bonito descenso y unos caminos muy favorables me llevan rápido hasta San Pedro de Rozados, donde hago un pequeño alto en el camino. Acostumbrado a los pueblos del norte me sigue llamando mucho la atención lo difícil que puede resultar encontrar un bar en un pueblo. Finalmente doy con él y aprovecho para comer algo y, de paso, sellar mi cartilla de peregrino. Aunque mi intención no es ir a Santiago, sí que aprovecho para sellarla y actuar como si fuese un peregrino más.

Pocos kilómetros me separan ya de Salamanca. El paisaje cambia y atravieso grandes tramos de dehesa. Cerca de Salamanca, en Aldeatejada, me detengo a contemplar los lugares donde el duque de Wellington obtuvo la victoria sobre las tropas francesas en la Batalla de los Arapiles.

Batalla de los Arapiles

Batalla de los Arapiles

A mi espalda, Salamanca. Tras unos pocos kilómetros más cruzo el puente de entrada a tan bella ciudad. 70 kilómetros, primera etapa completada.

Más información»
Todas categorías Todas ubicaciones Todas puntuaciones

Listado de Resultados

  • Ruta de la Plata, de Hospital de Órbigo a Poladura de la Tercia

    Ruta de la Plata, de Hospital de Órbigo a Poladura de la Tercia

    Ruta de la Plata

    Ver Más
  • Ruta de la Plata, de Granja de la Moreruela a Hospital de Órbigo

    Ruta de la Plata, de Granja de la Moreruela a Hospital de Órbigo

    Ruta de la Plata

    Ver Más
  • Ruta de la Plata, de Salamanca a Granja de la Moreruela

    Ruta de la Plata, de Salamanca a Granja de la Moreruela

    Ruta de la Plata

    Ver Más
  • Ruta de la Plata, de Bejar a Salamanca

    Ruta de la Plata, de Bejar a Salamanca

    Ruta de la Plata

    Ver Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies